Complicaciones

precisión

Indicar la hora exacta hasta 20 centésimas de segundo; indicar mediante sonería la hora, los cuartos de hora y los minutos si el usuario así lo desea; mostrar la posición de las estrellas e indicar la fecha correcta sin necesidad de realizar ningún ajuste en el reloj en los próximos uno o dos siglos. Es en estas complicaciones relojeras donde alcanzamos la excelencia.

Tourbillones

Con sus revoluciones aéreas, el tourbillon fascina. La belleza de su mecanismo, formado por un centenar de minúsculos componentes que en total pesan menos de un gramo, podría hacernos olvidar su función principal: aumentar la precisión de un reloj compensando las variaciones de marcha causadas por la gravedad terrestre en las posiciones verticales.

1986

Año en que Audemars Piguet manufacturó el primer tourbillon automático de pulsera del mundo.

87

Número de componentes de la caja de tourbillon, con un peso de solo 0,403 g.

60

Número de segundos que tarda el tourbillon en completar una rotación, durante la cual compensa los efectos de la gravedad terrestre.

Escape de Audemars Piguet

El año 2006 marcó la vuelta a la esencia de la alta relojería con el lanzamiento del reloj Jules Audemars, equipado con el escape de alta frecuencia Audemars Piguet. Dicho escape posee una gran eficiencia y resistencia a los choques y no requiere ningún lubricante. Su rendimiento técnico se basa en una frecuencia de 43.200 alternancias por hora.

43'200

La frecuencia del movimiento, duplicada para conseguir una precisión superior.

200

La frecuencia del movimiento, duplicada para conseguir una precisión superior.

20%

Porcentaje de menor consumo de energía del escape de Audemars Piguet en comparación con los escapes tradicionales.

Made in Le Brassus

Más información acerca de las complicaciones

ASTRONOMÍA

Los maestros relojeros de Audemars Piguet crean módulos de relojes que contienen la inmensidad del cielo en muy pocos centímetros cuadrados.

Más información

SONERÍA

Se necesita un gran ingenio para tocar la nota perfecta y capturar, con precisión, la música del tiempo en el mecanismo más pequeño que el hombre pueda imaginar.

Más información