Cuide su reloj

Los mejores cuidados de su reloj y un servicio regular so garantes de su fiabilidad y precisión.

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE SU RELOJ

Un ajuste perfecto

Verifique que su reloj está bien ceñido a su muñeca para optimizar el funcionamiento del sistema de armado y evitar un desgaste prematuro de los eslabones metálicos.

Evite llevar varios relojes o joyas en la misma muñeca para evitar rayar el reloj o los eslabones del brazalete metálico.

De cuerda a su reloj con regularidad

Aunque no haya utilizado su reloj durante un tiempo prolongado, dé cuerda a su reloj mecánico (ya sea automático o de cuerda manual) como mínimo una vez al mes. Para los relojes de cuerda manual, le recomendamos de vuelta a la corona hasta que esta se bloquee, evitando forzarla al final del armado. Para los relojes de carga automática, le recomendamos realizar como mínimo 30 vueltas de corona. Este gesto contribuye a mantener una correcta lubricación de los componentes del movimiento.

Controles periodicos y servicios

El movimiento y la hermeticidad deben ser controlados periódicamente. Cada 2-3 años, según el uso del reloj, debe controlar el movimiento y sustituir las juntas de hermeticidad sometidas a las agresiones externas (en especial las variaciones de temperatura y la acidez, entre otras). Este servicio regular de hermeticidad es el único modo de proteger el corazón de su reloj del polvo y la humedad.

Campos magnéticos

Con frecuencia en nuestra vida cotidiana estamos expuestos a campos magnéticos que pueden ocasionar retrasos, un adelanto excesivo o el paro del reloj. Si esto ocurriera, le recomendamos que lleve su reloj a un relojero especializado para que lo desmagnetice y vuelva a ponerlo en hora.

Cosas que tener en cuenta

Pulseras de piel

Evite sumergir los relojes con correa de piel, aunque sean herméticos, puesto que la correa puede dañarse. Las correas de caucho o de metal son mucho más resistentes.

Fechas y calendarios

Evite corregir la fecha, el mes y las fases de la luna por la tarde y la noche. Asimismo, evite manipular el calendario anual o el calendario perpetuo fuera de las franjas horarias recomendadas en las instrucciones de uso.

Relojes resistentes al agua

Nadar con relojes herméticos

Antes de bañarse, compruebe que la corona y los pulsadores estén perfectamente atornillados. Cuando el reloj se encuentre sumergido, no accione la corona ni los pulsadores, salvo la corona que activa el bisel giratorio en los modelos de submarinismo. Tras cualquier inmersión en agua salada, le recomendamos que enjuague su reloj con agua clara.

Limpieza de su reloj hermético

Lave periódicamente su reloj y el brazalete metálico con agua tibia, enjuáguelos con agua clara y finalmente séquelos con un paño suave. Este gesto sencillo limita los efectos abrasivos o corrosivos del cloro, la sal marina, la arena y el perfume.

Materias corrosivas

Evite el contacto con materias corrosivas (ácido, perfumes, bebidas gaseosas, etc.) susceptibles de causar daños a las juntas de hermeticidad.