Un saber hacer deslumbrante

Desde el siglo XIX, Audemars Piguet crea relojes de tamaño minúsculo destinados a las mujeres.

Confinados en los altos valles del Jura suizo, tradicionalmente los relojeros aprovechaban los largos inviernos para dominar las complicaciones relojeras y la miniaturización.

Para revestir estos movimientos mecánicos de auténticos estuches de Haute Joaillerie, con frecuencia Audemars Piguet ha recurrido a grandes firmas como Cartier o Tiffany.

1897. Reloj broche con repetición de minutos de Tiffany.
Calibre de 10 líneas de Audemars Piguet.
Colección Audemars Piguet, Inv. 35.

Los relojeros y joyeros a menudo trabajan codo con codo para crear relojes excepcionales.

Este es uno de los ejemplos más bellos de reloj de Haute Joaillerie creado conjuntamente por Audemars Piguet y una gran firma de joyería.

Oscar Heyman abrió su primera boutique en Nueva York en 1912, junto a sus hermanos Nathan y Harry. Oscar y Nathan se iniciaron en el arte del engaste en la platina durante su aprendizaje en Kharkov (Rusia), antes de emigrar a los Estados Unidos en 1906.

Para perfeccionar la fabricación de joyas, la familia registrará seis patentes, la primera de las cuales data del año 1916. Desde entonces, Oscar Heyman colabora con Cartier, Tiffany y Van Cleef & Arpels, nombres ya habituales entre los colaboradores de Audemars Piguet.

Alrededor de 1922. Reloj de pulsera de Haute Joaillerie n.º 104841.
Colección Audemars Piguet, Inv. 1666.

Los archivos no recogen todas las modalidades de colaboración entre Audemars Piguet y Oscar Heyman, pero el propio reloj nos descubre algunos secretos.

Su movimiento lleva el número 25525. Los registros de Audemars Piguet confirman que se trata de un calibre 8RP cuya fabricación se inició en 1920. Este mecanismo que lleva la firma "Audemars, Piguet & Co Swiss" pertenece a la categoría de los movimientos en miniatura. Tiene una longitud de 22,3 mm, una anchura de 11,8 mm y un grosor de 2,8 mm. Un detalle original: su corona se encuentra situada a las 12 horas, lo cual indica que, en un principio, el movimiento fue concebido para un reloj colgante.

El 5 de febrero de 1921, el mecanismo fue entregado a la filial neoyorquina de Audemars Piguet con una esfera de plata en bruto, sin caja.

Para acompañar este mecanismo, Oscar Heyman imaginó una pulsera de Haute Joaillerie de platino y decidió ocultar la esfera bajo una tapa completamente engastada.

Las formas, el tamaño y el color de las piedras preciosas se distinguen por su gran variedad, pero la simetría del conjunto no admite excepción alguna. Tanto es así que, para alcanzar un equilibrio estético impecable, el joyero llegó a crear una falsa corona simétrica a la verdadera.

El conjunto está escondido por un secreto cuya tapa viene engastada en el centro con un diamante talla marquesa.

En torno a esta piedra noble se encuentran dispuestos 16 diamantes talla princesa. La escena se delimita con dos líneas verdes compuestas de 20 esmeraldas talla baguette como muestra de la influencia Art Déco de la época. Su color verde encuentra su eco a ambos lados de la pulsera con la presencia de 15 esmeraldas talla baguette. La parte más ancha de la pulsera se orna con 12 rubíes en cabujón esculpidos con un motivo de hoja. La decoración vegetal se completa con 261 diamantes talla brillante.

Alrededor de 1922. Reloj de pulsera de Haute Joaillerie n.º 104841.
Colección Audemars Piguet, Inv. 1666.


Bajo la tapa, la hora se muestra en una esfera oval con números arábigos grabados y esmaltados a mano que recorren unas agujas de estilo catedral azuladas.

Este reloj, adquirido por el departamento de Museo y Patrimonio de Audemars Piguet en una subasta celebrada en 2015 en Hong Kong, se expone en la sección de diseño del Musée Atelier Audemars Piguet.

Pese a que Audemars Piguet no ha dejado nunca de colaborar con diseñadores externos, desde los años 80 la Manufactura posee su propio taller donde se crean y restauran los relojes de Haute Joaillerie. Al igual que el reloj n.º 104841, este taller puede admirarse durante la visita al Musée Atelier Audemars Piguet.

Alrededor de 1922.
Reloj de pulsera de Haute Joaillerie n.º 104841.
Colección Audemars Piguet, Inv. 1666.