FUNCIÓN, FORMA Y FASES DE LA LUNA

El Departamento de Patrimonio de Audemars Piguet publicó recientemente «En busca del ciclo perpetuo», el primero de una serie de artículos que exploran el universo de los relojes de pulsera con calendario y calendario perpetuo Audemars Piguet en el siglo XX. Este nuevo capítulo, titulado «Función, forma y fases de la luna», destaca la influencia del calibre Audemars Piguet 9/10RSQ en la evolución del calendario perpetuo y, de manera más general, la producción de relojes desde finales de la década de los cuarenta hasta los sesenta.

El calibre 9/10RSQ constituye un capítulo esencial y fascinante en la historia de la marca, ya que concentra sus complicaciones más inauditas y rinde homenaje a la creatividad y a la pericia de los relojeros, los fabricantes de elementos estéticos externos (sobre todo cajas y esferas) y los técnicos que consagraron su carrera y talento a la Manufactura. Se produjeron 2.811 unidades del calibre 9/10RS, la gran mayoría relojes simples. No obstante, 68 fueron dotados con mecanismos de calendario y adoptaron la referencia 9/10RSQ. Estos, repartidos en cuatro modelos (referencias 5504, 5513, 5514 y 5515) presentan increíbles variaciones en términos de talla y de forma de caja, de decoración de la esfera y de código estético.

Antes de detenernos en las características específicas de cada uno de estos modelos es importante referirse a su denominador común: el calibre 9/10RSQ. El boceto de estos calibres fue concebido por Louis-Elysée Piguet, antes de ser terminado y perfeccionado por los relojeros de Audemars Piguet: Côtes de Genève en los puentes serpentina, platinas perladas o satinadas, aceros achaflanados pulidos y satinados y pulido ultrapreciso de los tornillos. Estos 68 calibres con calendario completo se produjeron entre 1945 y 1950, y se vendieron entre 1949 y 1967.

La historia del calibre 9/10RSQ ejemplifica la gran creatividad y exclusividad de los relojes de pulsera Audemars Piguet de esta época. Aunque se produjeron solo 68 ejemplares de estas cuatro referencias, presentan increíbles variaciones en el tamaño y la forma de la caja, la decoración de la esfera y el código estético. Estos excepcionales relojes de pulsera con calendario completo son el testimonio del equilibrio entre tradición e innovación, algo fundamental para Audemars Piguet a lo largo de toda su historia.

Veinte de ellos se dedicaron a la incomparable referencia 5504: 19 producidos en 1948 y vendidos entre 1949 y 1956, y uno producido en 1959 que eligió propietario en 1967. Este modelo impresionante se identifica a primera vista gracias a su caja de 37 mm (sobredimensionada para la época) y excepcionalmente fina, su zona de la fecha cerclada con la aguja central correspondiente y su elegante esfera bicolor. El día de la semana y el mes se indican mediante ventanillas rectangulares simétricas.

Las fases de la luna con disco esmaltado se combinan maravillosamente con el segundero pequeño, ubicado a la altura de las 6 horas. A pesar de que su amplio diámetro, la arquitectura de su caja (bisel fino, asas alargadas) y la estética de su esfera contravienen las convenciones de la época, la referencia 5504 conserva un equilibrio perfecto. De los 20 ejemplares de la referencia 5504 confirmados por los archivos, 9 son conocidos actualmente por el Departamento de Patrimonio de Audemars Piguet y 4 forman parte de la colección del Museo.

El otro reloj circular alimentado por el calibre 9/10RSQ, la referencia 5513, es, en términos de diseño, opuesto a la referencia 5504. Mientras que la 5504 posee una caja de 37 mm amplia y atípica, muy estilizada, la 5513 es compacta (un poco más de 31 mm) y su calendario es mucho más tradicional.

La caja de la referencia 5513 se define por su bisel pronunciado y sus asas gruesas. A pesar de su reducido tamaño, las indicaciones del calendario son muy fáciles de leer: los grandes contadores de la fecha (a las 12 horas) y las fases de la luna (a las 6 horas) se combinan con el segundero pequeño, mientras que los otros dos contadores, más pequeños, indican el día de la semana (a las 9 horas) y del mes (a las 3 horas).

Diecinueve ejemplares de esta referencia se produjeron entre 1945 y 1950, y se comercializaron entre 1951 y 1967. Según los archivos, 11 poseen una caja de oro amarillo, 4 de oro blanco y 3 de oro rosa. El Departamento de Patrimonio solo ha encontrado 4. Uno de ellos, que fue adquirido recientemente por el Museo, está fotografiado en el folleto «Los relojes de pulsera con calendario Audemars Piguet 1924–1993».

Mientras que antaño las complicaciones estaban destinadas principalmente a los relojes redondos, Audemars Piguet introdujo dos modelos con calendario completo cuadrados, con una estética decididamente arquitectónica, que alcanzó un éxito rotundo con un célebre y reputado distribuidor: Cartier. Del primer modelo, la referencia 5514, se manufacturaron 22 ejemplares entre 1945 y 1950, antes de producirse en dos versiones que diferían únicamente en las asas, que tenían forma de gotas ensanchadas en la primera versión, vendida entre 1950 y 1959, y más tradicionales en la comercializada entre 1960 y 1967.

Ambas interpretaciones de la referencia 5514 poseen una visualización del calendario similar a la de la referencia 5513 mencionada anteriormente: los grandes contadores de la fecha (a las 12 horas) y de las fases de la luna (a las 6 horas) se combinan con el segundero pequeño, mientras que los otros dos contadores, más pequeños, indican el día de la semana (a las 9 horas) y el mes (a las 3 horas). La mayoría poseen una caja de oro amarillo, pero los archivos confirman la existencia de varios ejemplares de oro rosa y oro blanco. Las esferas de la referencia 5514 poseen índices o dígitos arábigos aplicados de oro.

El último modelo, animado por el calibre 9/10RSQ y con la referencia 5515, es muy poco habitual.

De los nueve ejemplares producidos, solo siete utilizan el calibre 9/10RSQ, mientras que los otros dos están equipados con el calibre de antigua generación 10GHSM.

Los siete ejemplares que llevan el calibre 9/10RSQ se produjeron entre 1949 y 1959, y se vendieron entre 1950 y 1960.

Tanto en la forma como en la estética, las cajas de la referencia 5515 son muy similares a la primera serie de la referencia 5514, cuyas cajas cuadradas de 25 mm estaban ornamentadas con asas de tipo gotas ensanchadas. A pesar de su originalidad, las esferas de la referencia 5515 son idénticas a las de la referencia 5504. Este es un gran modelo circular que destaca por varias características: su zona de la fecha cerclada con la aguja central correspondiente, la indicación del día de la semana y el mes en ventanillas rectangulares simétricas y la combinación de las fases de la luna con el segundero pequeño a las 6 horas.