Audemars Piguet tiene una versión móvil de este sitio web.

Pasar a la versión móvil

Capítulo 3Artesanos

A lo largo de los años, los relojeros de Audemars Piguet han ido más allá de todos los límites técnicos y teóricos de su oficio para crear mecanismos cada vez más exigentes. Se trata de verdaderos artesanos que definen la alta relojería e impulsan su evolución, aprendiendo a dominar las reglas para luego romperlas.

Maestra de grandes complicaciones

Joëlle

Joëlle Farine trabaja en Audemars Piguet desde que completó su aprendizaje en 1997. Hoy en día, es una maestra relojera que realiza grandes complicaciones en el prestigioso taller de especialistas relojeros, reservado a solo unos pocos artesanos.

"Cuando ves el conjunto del reloj, es la culminación de cada pequeño detalle".

Aunque su pericia ha mejorado a gran velocidad, Joëlle no siempre tuvo claro que su futuro se encontraba en la relojería: durante un tiempo, pensó en trabajar como cirujana. Sin embargo, con la perspectiva del tiempo encuentra paralelismos entre sus sueños de infancia y su vocación actual. "Ambas profesiones requieren destreza y precisión manual", explica. "Y en ambas hace falta humildad".

Facts

Llegada a Audemars Piguet

1997

Tiempo dedicado a una gran complicación

4-6 meses

La curiosidad como motor

El proceso de acabado manual de las grandes complicaciones es muy complejo y exige del relojero no solo paciencia, sino también curiosidad. "Da igual cuánto estudies como aprendiz. Cuando eres relojero, hay muchas cosas que tienes que experimentar y descubrir por tu cuenta", explica Joëlle.

Esta artesana realiza cada operación (desde biselar piezas hasta engastar joyas) con suma concentración y meticulosidad. Disfruta especialmente de la operación de colocar el movimiento en la caja, que requiere un cuidado y una precisión extremos. Es entonces cuando sabe que lo ha hecho todo como es debido. Según sus propias palabras, "cuando ves el conjunto del reloj, es la culminación de cada pequeño detalle".

Encontrar el ritmo

Joëlle estudió música clásica durante cinco años y con frecuencia encuentra parecidos con su trabajo. Como en la música, en las grandes complicaciones cada elemento tiene su lugar. En este caso, el ritmo lo marca el escape.

A Joëlle le gusta más la música clásica que el jazz, ya que la encuentra mucho más romántica. "Quizás es que no consigo dejarme ir, como pasa en el jazz", explica. "Prefiero la estructura y las particiones". Como todos los artesanos, es una perfeccionista.

Joëlle describe el Royal Oak

"Para crear un reloj, lo primero que hace falta es paciencia. Muchas veces un solo calibre tiene cientos de componentes".

Hacia el futuro por la tradición

El Royal Oak Offshore nació en 1993. Al cabo de 20 años, Joëlle Farine empezó a trabajar en una gran complicación nueva y excepcional para este reloj emblemático. Sus formas geométricas, simples y complejas a la vez, resaltan un diseño poderoso e inherentemente masculino, que hace una interpretación moderna de la tradición.

Royal Oak Offshore Gran Complicación

Historia de Audemars Piguet

Las grandes complicaciones a lo largo de los años

<
Audemars Piguet lleva produciendo grandes complicaciones de manera continuada desde 1882. Seguidamente recordaremos algunos de los modelos más celebrados.
>
  • 1882

  • Gran complicación tipo saboneta

    Como mínimo, todas las grandes complicaciones de Audemars Piguet tienen repetición de minutos, calendario perpetuo y un cronógrafo con ratrapante. Este modelo antiguo tipo saboneta no es ninguna excepción.

    • Cronógrafo con ratrapante
    • Contador de 30 minutos a las 12 horas

    1891

  • 1895

  • 1904

  • Gran Complicación

    Este reloj de bolsillo cuenta con un volante bimetálico y un áncora equilibrada, así como una repetición de minutos con dos gongs en un mismo nivel. La caja de oro gris está nielada.

    • Estética Art Déco
    • Un calibre de nueva generación más plano

    1908

  • 1912

  • 1922

  • 1955

  • Gran Complicación

    En 1985, cuando la relojería suiza aún se estaba recuperando de una grave crisis, Audemars Piguet desafiaba a las circunstancias y seguía produciendo relojes de bolsillo con grandes complicaciones. El Calibre 2860 es uno de los más planos de su categoría, con 8,5 mm de altura.

    • Caja influida por el diseño del siglo XIX
    • 37 rubíes

    1985

  • 1993

  • Jules Audemars Gran Complicación

    Hoy en día, esta gran complicación basada en las técnicas tradicionales de los relojes de bolsillo se utiliza, con variaciones en la decoración, en todos los relojes de pulsera de Audemars Piguet.

    • Cuerda automática
    • Ciclo de año bisiesto separado de los meses

    1996

  • Primer Royal Oak Gran Complicación

    El Royal Oak Gran Complicación se inspira en el Royal Oak de 1972, que tenía una caja extremadamente resistente y un aspecto innovador. Ambos contienen movimientos basados en las mejores tradiciones relojeras.

    • 648 componentes
    • Se sigue produciendo hoy en día

    1997

  • 2000

  • 2002

  • 2004

  • 2008

  • 2010

  • 2012

  • 2013