17 de junio de 2013 15:18:00 UTC

Audemars Piguet Golf Invitational 2013
Ver el video
Ver el video

El Torneo de Invitación de Golf Audemars Piguet 2013 reúne a nueve distinguidos embajadores

  • Audemars Piguet Golf Invitational 2013
    Bélen Mozo
  • Audemars Piguet Golf Invitational 2013
    Bud Cauley
  • Audemars Piguet Golf Invitational 2013
    Keegan Bradley
  • Graeme McDowell
  • Lee Westwood, Ian Poulter, Darren Clarke
    Lee Westwood, Ian Poulter, Darren Clarke
RSS

Invitados de 12 países disfrutaron del ilustre palmarés del Equipo de Embajadores de Golf de Audemars Piguet en una experiencia única en la vida: el Torneo de Invitación de Golf de Audemars Piguet 2013.

La sede de este animado y exclusivo encuentro fue el prestigioso Liberty National Golf Course con su magnífico muelle de más de kilómetro y medio de longitud y sus sobrecogedoras vistas al skyline de Manhattan, destacando la Estatua de la Libertad, la principal atracción de varios golpes de aproximación.

La modalidad de juego scramble permitió a los invitados disputar una complicada partida en compañía del dream team del golf de Audemars Piguet, algunos de los cuales llegaban directamente del US Open de 2013 en Ardmore (Pensilvania), compuesto por Graeme McDowell, Lee Westwood, Keegan Bradley, Ian Poulter, Bud Cauley, Darren Clarke, Cristie Kerr, Morgan Pressel y Belen Mozo. Antes del comienzo del torneo, François-Henry Bennahmias, CEO de Audemars Piguet, presentó a las nueve estrellas a los invitados, destacando la estrecha amistad que ha surgido entre ellos con los años mientras demostraban sus habilidades en el campo de prácticas. Tras una competición muy reñida, el equipo liderado por Morgan Pressel y Graeme McDowell se hizo con la victoria, con una puntuación de 181.

Los asistentes disfrutaron de su común pasión por el golf y del saber hacer de Audemars Piguet en la elaboración de relojes: dos habilidades que exigen una mezcla de pasión y precisión, técnica y habilidad artística, todo ello regido por una disciplina rigurosa. Una vez más, la constelación de magníficos jugadores del equipo de embajadores de golf de Audemars Piguet hicieron gala de la filosofía de la marca: «Para romper las reglas, primero hay que dominarlas».