7 de mayo de 2013 07:48:00 UTC

Lanzamiento del Cronógrafo Ladycat Royal Oak Offshore

El compromiso de la Manufactura Audemars Piguet con la vela tiene sus orígenes en 1985, cuando la casa acompañó al UBS Switzerland, con Pierre Fehlmann, en su vuelta al mundo en equipo. En 2000, participó en la Copa América, con el primer challenger suizo Be hAPpy, y posteriormente acompañó a Alinghi en sus hazañas, durante las ediciones 31 y 32 de la Copa América. Con el bagaje que ha adquirido en el universo náutico, Audemars Piguet ha apoyado desde su creación el proyecto Ladycat, ahora llamado Ladycat powered by Spindrift racing. A la Manufactura le llamó inmediatamente la atención el carácter ambicioso y audaz de un equipo que fue exclusivamente femenino hasta 2009

  • LANZAMIENTO DEL CRONÓGRAFO LADYCAT ROYAL OAK OFFSHORE
  • LANZAMIENTO DEL CRONÓGRAFO LADYCAT ROYAL OAK OFFSHORE
  • LANZAMIENTO DEL CRONÓGRAFO LADYCAT ROYAL OAK OFFSHORE
RSS

Los valores que llevan a un velero a la victoria, son los mismos valores que predominan en los talleres de Le Brassus. A través de una búsqueda constante de la perfección, la preocupación por los detalles, la utilización de las últimas tecnologías para perfeccionar un arte tradicional secular, Audemars Piguet y Ladycat tienen un objetivo común.

El 2012 fue el año del renacimiento para el catamarán que cambió su rosa fucsia por colores una vez más originales, el negro, el bronce (que se convierte en oro en 2013), el verde, y un grafismo que refleja la imagen de la nueva tripulación mixta. El barco tiene ahora a bordo a Dona Bertarelli como skipper/timonel, así como los especialistas del multicasco Yann Guichard, Billy Besson, Arnaud Jarlegan, Emanuelle Roll, Devan Le Bihan, Marie Riou, y Nicolas Débordès.

«Estos cambios demuestran una voluntad de ir aún más lejos, una madurez adquirida a lo largo de estos últimos años» explica Dona Bertarelli. «Con respecto al nombre, no hay ninguna razón para cambiarlo. Ladycat es mi proyecto y refleja lo que soy y los valores que deseo transmitir. Durante cinco años, más de veinte navegadoras tuvieron la oportunidad de ejercer su pasión y para algunas de ellas, hacer de esta pasión su oficio. Esto sigue siendo un tema de actualidad aunque el proyecto haya evolucionado y cuente ahora con una tripulación mixta, menos por voluntad que por obligación».

En cuanto al año 2013, hay dos nuevos relojes que integran la prestigiosa línea de cronógrafos Royal Oak Offshore con los colores del barco. Basándose en la historia de este último, Audemars Piguet siempre ha ofrecido a la tenacidad femenina instrumentos excepcionales, destinados a reflejar la imagen más justa y más sublime de las mujeres. Cada reloj, en su complejidad y exclusividad, siempre ha sido la expresión del deseo de la manufactura cuando se trata de magnificar a la mujer. Los archivos de Audemars Piguet encierran verdaderos tesoros que ponen en relieve la modernidad de la casa, convirtiéndose en una especialista en la fabricación de movimientos, incluyendo los de tamaño muy pequeño, y la utilización de complicaciones relojeras, integradas desde el comienzo de la creación de modelos femeninas. Verdadera experta desde hace 138 años, la manufactura permanece entre las manos de las familias fundadoras, y sigue instalada en Le Brassus, -la cuna de la Alta Relojería en Suiza- y ha sabido trascender con el paso del tiempo sus creaciones relojeras.

En nuestro mundo moderno, podríamos preguntarnos de dónde nos vienen las aspiraciones, los deseos y las ambiciones de las mujeres. Durante el siglo XX, tuvieron que conquistar derechos fundamentales, incluyendo el derecho a tener la hora, algo más que evidente para nosotros y que sin embargo anteriormente estaba reservado a los hombres y a las damas de la corte e influyentes. Hoy en día, las mujeres toman el tiempo sin limitaciones, es su estilo de vida. Las mujeres han convertido los instrumentos para leer el tiempo en aliados que les permiten consolidar su independencia, comunicar sin palabras, pero claramente, las facetas más esenciales de su personalidad.

NUESTRAS ÚLTIMAS CREACIONES

NUESTRAS ÚLTIMAS CREACIONES

NUESTRAS ÚLTIMAS CREACIONES
  • NUESTRAS ÚLTIMAS CREACIONES

    Royal Oak Offshore CRONÓGRAFO

    Cronógrafo de cuerda automática con indicación de la fecha y segundero pequeño a las 12 horas.

    Ver detalles
    Reference 26211SK.ZZ.D002CA.01 Thumbnail

    Calibre 2385 de carga automática

    Calibre 2385 de carga automática, front
    Cara
    Calibre 2385 de carga automática, back
    Dorso

Obviamente, los nuevos cronógrafos Royal Oak Offshore Ladycat se dirigen a las mujeres deportistas, pero también a todas las aficionadas a los relojes potentes y gráficos, capaces de destacar su dinamismo.

Los modelos que han adoptado los colores del catamarán de regata patrocinado por la manufactura de Le Brassus, se han editado en serie limitada de 150 ejemplares para la versión de acero y de 10 ejemplares para la de oro blanco. En sus esferas se combinan armoniosamente los nuevos colores de la embarcación, que son el negro, el dorado y el verde, y que encontramos en filigrana en la aguja de los contadores. En el fondo, descubrimos el logotipo Ladycat, que homenajea a la única embarcación de esta categoría en competición con una mujer al timón.

La versión de oro blanco del Royal Oak Offshore Ladycat, con los contadores de la esfera en nácar negro, se dota de un bisel, una caja y un cierre desplegable engastados, por un total de 323 diamantes (cerca de 5,82 quilates) en la versión de oro blanco, sobre una correa de caucho negro que realza el brillo de las piedras, elegidas, como siempre, por Audemars Piguet entre las de más alta calidad. La versión de acero seduce en la misma medida gracias a sus líneas puras, destacadas por la presencia de un bisel y de plots con pavé de brillantes que se integran perfectamente en el brazalete.

La robusta caja de 37 mm protege un calibre mecánico de cuerda automática capaz de medir, a demanda y a voluntad, los tiempos cortos en un periodo de 12 horas. Eficaz, preciso y acabado según las reglas del arte, este corazón mecánico ofrece una reserva de marcha aproximada de 40 horas, y se carga al ritmo de los movimientos de su dueña. Y porque la manufactura se preocupa por mantener el lujo en sus más mínimos detalles, este cronógrafo intensamente femenino está equipado con una masa oscilante de oro de 18 quilates.

Herméticos hasta una presión de 5 bares, los cronógrafos Royal Oak Offshore Ladycat, estos relojes de todos los superlativos se imponen así como el reloj ideal para las mujeres deseosas de afirmar su gusto por los desafíos.