15 de abril de 2013 09:38:00 UTC

ZONA MACO, 2013 Patrocinador Oficial y Guardián del Tiempo

15 de abril 2013 - Audemars Piguet, la manufactura de Le Brassus, Suiza, ha celebrado una vez más la belleza del arte y sus creadores durante una exitosa semana en ZONA MACO, la feria de arte contemporáneo más importante de Latino América, celebrada en el Centro de Convenciones Banamex del 10 al 14 de abril de 2013 en la Ciudad de México.

  • Zona Maco 2013
  • Zona Maco 2013
  • Zona Maco 2013
RSS

Como patrocinador oficial y guardián del tiempo de la feria por tercer año consecutivo, Audemars Piguet estaba encantado de celebrar el décimo aniversario de esta plataforma promotora del arte en una fiesta que se llevó a cabo el miércoles 10 de abril en el Ex Convento de San Hipólito, Centro Histórico de la Ciudad de México. Durante la fiesta, los invitados fueron recibidos con un cocktail cuyo anfitrión fue Audemars Piguet. A las doce de la noche en punto, la marca relojera brindó por el éxito de ZONA MACO durante la última década.  

La colaboración de la Manufactura Audemars Piguet para participar en ZONA MACO, es natural por el sutil vínculo que comparten la Alta Relojería y el Arte Contemporáneo. Desde su fundación en 1875, Audemars Piguet ha explorado constantemente los lazos entre el arte y la artesanía. Fundada y aún establecida en el pueblo de Le Brassus, en el Valle del Joux, Suiza, cuna de la alta relojería, la empresa permanece hoy en día en las manos de sus familias fundadoras. La independencia siempre ha permitido a Audemars Piguet adoptar una visión singular de la excelencia, la creatividad y la innovación. Cada reloj de Audemars Piguet ofrece un concepto y una ejecución únicos que hacen de él una expresión atemporal e intensamente personal tanto de la inspiración creativa como de la sofisticación mecánica.

“Estamos encantados de continuar nuestra colaboración con ZONA MACO. La Alta Relojería y las Bellas Artes tienen mucho en común, incluyendo la devoción por la maestría, la excelencia y la búsqueda de innovación. En particular, en la historia de Audemars Piguet, el arte y la artesanía se entrelazan, combinando la tradición del artesano con la visión del artista”. Comentó François-Henry Bennahmias, CEO de Audemars Piguet.

Durante ZONA MACO, Audemars Piguet exhibió una colección de piezas excepcionales que rindieron homenaje al savoir faire y a la suprema elegancia. Destacaron dos versiones del Royal Oak Automático 37 mm; ambas poseedoras, por primera vez, las cajas completamente engastadas en diamantes brillantes.  Para esta ocasión especial, Audemars Piguet, hizo un despliegue de 8 piezas, traídas de su propio museo en Suiza, que narran la historia de piezas femeninas desde el 1883 gracias a la maestría de miniaturización y respeto a la alta relojería.