22 de marzo de 2013 05:49:00 UTC

Nueva sede de Audemars Piguet en un emblemático edificio madrileño del arquitecto Antonio Palacios: Marqués de Villamejor, 3

Audemars Piguet ha trasladado su sede en Madrid a la calle Marqués de Villamejor, 3. Uno de los edificios mas emblemáticos de la capital de España diseñado por el arquitecto Antonio Palacios Ramilo, cuya obra cumbre es el Palacio de Comunicaciones de la Plaza de Cibeles, actualmente sede del Ayuntamiento de Madrid.

  • Audemars Piguet Lounge
  • Audemars Piguet Lounge
  • Audemars Piguet Lounge
RSS

Antonio Palacios: el arquitecto.

Nacido en un pueblo de Galicia en 1876, a pesar de residir permanentemente en Madrid, y de realizar en esta ciudad algunas de sus obras más conocidas, siempre mantuvo un vínculo cultural y profesional con su entorno gallego natal. La producción arquitectónica de Palacios alcanza su punto álgido en el periodo que va entre 1910 y 1926.

Su estilo arquitectónico inicial se adhiere al Sezessionsstil vienés y, poco a poco evoluciona hacia un regionalismo arquitectónico, aunque sin abandonar raíces hispanas caracterizadas por los estilos plateresco y manuelino. Posee, además, fuertes influencias expresionistas.

En su obra se distinguen tres etapas influenciadas por situaciones personales. La primera, de 1900 a 1917, corresponde a su estrecha colaboración con Otamendui, su compañero de estudios.

A partir de 1917, Palacios trabaja en sus diseños arquitectónicos y urbanísticos en solitario y acentúa su tendencia monumentalista Desde 1936 hasta su muerte,  pasa un periodo de aislamiento en el que realiza diseños de carácter puramente visionario. Su obra fue popular hasta 1926, en que erige el Edificio del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Tras este auge, su fama fue descendiendo paulatinamente. Parece sufrir un desencanto por las obras monumentales, así como las obras públicas. Finalmente muere en una humilde casa diseñada por él mismo, ubicada en El Plantío en 1945.

Los tres edificios de Madrid  más representativos de Antonio Palacios son: el Palacio de Comunicaciones (sede del Ayuntamiento de Madrid), el Hospital de Jornaleros de Maudes (Consejería de Transporte de la Comunidad de Madrid) y la Casa de las Cariátides (sede de la central del Instituto Cervantes).

Palacios fue también el arquitecto encargado del diseño de interiores de las primeras estaciones del Metro de Madrid, organizó los accesos y la estética de las primeras líneas, así como de su popular logotipo en forma de rombo.


Marqués de Villamejor, 3:
La nueva sede de Audemars Piguet Iberia

En esta misma calle diminuta del barrio de Salamanca hay tres inmuebles firmados por Antonio Palacios. En uno de ellos vivió Ortega y Gasset.

El conocido arquitecto Tarruel vecino de la casa y encargado de la profunda reforma a la que se ha sometido el edificio, afirmó en una entrevista: “La reforma requiere intervenciones quirúrgicas de relojero”. Sus palabras parecen visionarias pues al poco tiempo, Audemars Piguet instala su sede española en la primera planta de la casa.

La decoración de las nuevas oficinas Audemars Piguet  se ha confiado a CGR Arquitectos y en su trabajo se destacan los valores de la marca a través de su estilo. Las maderas de roble en las carpinterías, el verde en las plantas, el blanco de paredes y tejidos, evocan los colores del Valle de Joux en Suiza.

En esta misma calle diminuta del barrio de Salamanca hay tres inmuebles firmados por Antonio Palacios. En uno de ellos vivió Ortega y Gasset.

El conocido arquitecto Tarruel vecino de la casa y encargado de la profunda reforma a la que se ha sometido el edificio, afirmó en una entrevista: “La reforma requiere intervenciones quirúrgicas de relojero”. Sus palabras parecen visionarias pues al poco tiempo, Audemars Piguet instala su sede española en la primera planta de la casa.

La decoración de las nuevas oficinas Audemars Piguet  se ha confiado a CGR Arquitectos y en su trabajo se destacan los valores de la marca a través de su estilo. Las maderas de roble en las carpinterías, el verde en las plantas, el blanco de paredes y tejidos, evocan los colores del Valle de Joux en Suiza.