8 de diciembre de 2011 04:43:00 UTC

Royal Oak Offshore Edición Limitada Sébastien Buemi

Desde 2009, Sébastien Buemi demuestra su valor en los circuitos automovilísticos de todo el mundo. Joven e inmensamente talentoso, el piloto suizo forma parte desde hace casi tres años de la familia Audemars Piguet, como embajador de la marca.

  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
  • Royal Oak Offshore “Sébastien Buemi” – Edición limitada
RSS

Corre junto a otra leyenda del deporte automovilístico, Michael Schumacher. Desde entonces, este suizo originario del cantón de Vaud continúa su conquista de la excelencia imponiéndose, como uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo suizo.

Versión ultra-deportiva del Royal Oak (el reloj ícono de Audemars Piguet desde 1972), el Royal Oak Offshore es el cronógrafo de todos los extremos que encarna desde hace casi 20 años la inextinguible creatividad y la excelencia técnica que la Manufactura ha sabido poner al servicio del desempeño y el estilo. Tras haber asociado su nombre a grandes pilotos como Rubens Barrichello, Juan Pablo Montoya y Jarno Trulli en anteriores ediciones, Audemars Piguet continúa su carrera hacia la cumbre con la presentación de una serie especial de 250 piezas del Royal Oak Offshore, dedicado esta vez al joven campeón suizo.

Royal Oak Offshore Sébastien Buemi

Búsqueda constante de la perfección y de las mayores prestaciones técnicas, pasión por la precisión y la exigencia estética, son —entre otros— los valores principales que comparten Sébastien Buemi y la Manufactura de Le Brassus. Desde hace mucho tiempo, Audemars Piguet mantiene estrechas relaciones con el deporte automovilístico y lo ha manifestado en las series limitadas que ha creado (Royal Oak Offshore Jarno Trulli, Royal Oak Offshore Grand Prix, Millenary Tour Auto 2011 y Jules Audemars Gstaad Classic, entre otros), además de patrocinar desde hace años importantes acontecimientos de este género, como el Gstaad Classic, el Spa Classic y el Tour Auto.

Carrocería elegante y materiales high-tech

Quintaesencia de la lograda alianza entre la Alta Relojería y la tecnicidad del deporte automovilístico de excepción, el Royal Oak Offshore Sébastien Buemi integra estética inventiva y mecánica puntera. Su caja de 42 mm está elaborada en titanio inoxidable grado 5, un material sumamente ligero, antialérgico, anticorrosivo y muy suave de llevar debido a su baja conductividad térmica. Muy varonil, su color gris se ve suavizado por los acabados satinados con microesferas y sus elegantes biseles pulidos, asociando perfectamente los valores de elegancia deportiva y potencia dominada que destacan en su carrura. Elemento emblemático de este cronógrafo superlativo, el célebre bisel octogonal equipado con ocho tornillos hexagonales de acero ha sido sutilmente concebido en cerámica. Prácticamente inrayable, este material high-tech empleado en el mundo automovilístico, siete veces más duro que el acero, ha sido seleccionado por su resistencia al desgaste y por sus destellos.

El motivo Mega Tapicería tan característico del Royal Oak Offshore aparece aquí en negro con índices luminiscentes, contadores auxiliares en tres colores (negro, gris, blanco) y agujas de la función cronógrafo en rojo para una óptima lectura del tiempo transcurrido. La minutería exterior en amarillo (transferida, ya sea en negro sobre fondo amarillo o en amarillo sobre fondo negro) decora armoniosamente la esfera para enfatizar el realce dotado de una escala taquimétrica. La elección de este color no es algo anodino... Recuerda el color fetiche de Sébastien Buemi, que lo acompaña desde hace años, en particular en su casco de competición. El fondo de cristal de zafiro, ornamentado con el logotipo personal del piloto, permite admirar, gracias a su transparencia, la belleza del calibre de Manufactura Audemars Piguet 3126/3840 que motoriza a este cronógrafo eminentemente técnico.

Velocidad dominada y Calibre de excepción

Animado por el calibre Manufactura Audemars Piguet 3126/3840, elaborado con base en el legendario calibre 3120, este cronógrafo de carga automática es un motor de extraordinaria precisión y gran fiabilidad. Dos cualidades aseguradas por un volante de inercia variable dotado de ocho cabezas perdidas para proporcionar una ajuste preciso y una elevadísima estabilidad, una masa oscilante antracita montada sobre rodamientos de esferas de cerámica, un puente de volante transversal y un mecanismo de puesta en hora dotado del dispositivo stop segundos. Para un óptimo confort de uso, el calibre Manufactura 3126/3840 también está provisto de un ingenioso sistema de corrección rápido de la fecha, el que evita cualquier bloqueo del disco de calendario en caso de una eventual corrección a medianoche.

Íntegramente ensamblado a mano en los talleres de la Manufactura de Le Brassus, este calibre sigue siendo un referente en materia de decoración. La platina está perlada por ambos lados. Los puentes están decorados con côtes de Genève y las molduras para las piedras están diamantadas. La masa oscilante bidireccional de oro de 22 quilates está refinadamente decorada con los escudos de armas de las familias Audemars y Piguet. Cabe señalar que la masa oscilante ha recibido un tratamiento galvánico que le confiere un color antracita de indiscutible modernidad.

El Royal Oak Offshore Sébastien Buemi es un cronógrafo exclusivo en todos los aspectos de su concepción y está editado en una serie limitada a 250 piezas.



Cronógrafo Royal Oak Offshore Sébastien Buemi Limited Edition

Referencia

  • 26207IO.OO.A002CA.01
  • Edición limitada a 250 piezas.

Movimiento

  • Movimiento 3126/3840 de manufactura, de carga automática
  • Diámetro: 29,92 mm (13 ¼ líneas)
  • 59 rubíes
  • 365 componentes
  • Reserva de marcha: 60 horas, aproximadamente
  • Frecuencia del volante: 21.600 alternancias por hora
  • Acabados: platina perlada y côtes de Genève sobre los puentes realizadas a mano, molduras de las piedras diamantadas, brazos de las ruedas achaflanados, contorno y hendidura de las cabezas de los tornillos achaflanados, masa oscilante bidireccional de oro de 22 quilates decorada con los escudos de armas de las familias Audemars y Piguet

Caja

  • Titanio con acabados satinados por microesferas y biseles pulidos
  • Diámetro: 42mm
  • Bisel octogonal de cerámica, satinada y pulida
  • Fondo con logotipo Buemi transferido
  • Hermeticidad: hasta 100 m

Esfera

  • Esfera negra con motivo ''Mega Tapicería''
  • Índices luminiscentes
  • Agujas de la función cronógrafo en rojo

Brazalete

  • Caucho negro
  • Hebilla de hebijón de titanio


 

Tres preguntas a Sébastien Buemi

Esperanza confirmada del deporte automovilístico, el piloto suizo encarna la juventud en acción. Relata la génesis del Royal Oak Offshore Limited Edition Sébastien Buemi.

Cómo nació la idea de realizar este Royal Oak Offshore Sébastien Buemi?

Justo antes de empezar mi primera temporada con la Escudería Toro Rosso, tuve la suerte de integrarme en el equipo de Audemars Piguet como embajador; entonces, la posibilidad de tener un día un reloj que llevara mi nombre me parecía extravagante. En mi mente, sólo los grandes pilotos como Jarno Trulli, Juan Pablo Montoya o Rubens Barrichello habían tenido este privilegio excepcional. Y además, al conversar con los ingenieros de Audemars Piguet y con Octavio García, el director artístico, la idea de realizar un Royal Oak Offshore con mi nombre empezó a materializarse poco a poco. El día que fui a la Manufactura y tuve la oportunidad de ver trabajar a los relojeros en los primeros ejemplares de mi reloj, estaba tremendamente emocionado... Pude descubrirlo en piezas sueltas, la esfera, el brazalete, el movimiento e incluso pude ver cada una de las etapas necesarias para el ensamblado del cronógrafo y, sobre todo, pude llevar por primera vez un ejemplar de mi reloj. En ese momento me sentí muy orgulloso!

¿Qué papel desempeñó usted en la concepción de este nuevo Royal Oak Offshore?

Desde 2010, con mucha frecuencia intercambié ideas y compartí mis sentimientos con los relojeros e ingenieros de Audemars Piguet, tanto a nivel de las formas y de los colores como de los materiales empleados para la concepción del reloj. Esto tomó bastante tiempo, pero me siento muy orgulloso del resultado. Además, sólo tengo 23 años, soy muy joven. Deseaba un reloj semejante a mí y a mi imagen: la justa medida entre la elevadísima tecnicidad del deporte automovilístico que debía encontrarse en filigrana en el reloj y la simplicidad que es, creo yo, el símbolo de mi personalidad; lo que generó la abundante presencia de materiales empleados en el deporte automovilístico, como la cerámica y el titanio. Su apariencia me gusta mucho: es técnico y tiene mucha clase. Se parece a mí.

¿Qué vínculos pueden mantener un joven piloto automovilístico como usted y una manufactura relojera más que centenaria, la más antigua del mundo que aún hoy sigue en manos de las familias fundadoras?

Cuando tenía 8 años, cuando gané el campeonato suizo de karting, mi padre me preguntó qué regalo me gustaría recibir. Y aunque usted no lo crea, ¡le contesté que quería un reloj! Como usted sabe, existen grandes similitudes entre el mundo del deporte automovilístico y el universo de la Alta Relojería. Naturalmente, aquí hablamos de lo mejor de cada universo, y al igual que en una escudería automovilística de muy alto nivel, encuentro en Audemars Piguet el mismo espíritu de equipo, el mismo gusto por el detalle, la misma búsqueda de la perfección y de las más elevadas prestaciones técnicas. También me gustaría añadir que Audemars Piguet es una marca de lujo exclusiva y familiar, lo que tiene un gran valor para mí: me gusta el excepcional espíritu de familia que anima a los equipos de Audemars Piguet. Por último, además de sus cualidades técnicas intrínsecas indiscutibles, el Royal Oak Offshore posee un estilo claramente único, con frecuencia imitado pero jamás igualado...