Audemars Piguet tiene una versión móvil de este sitio web.

Pasar a la versión móvil
6 de julio de 2012

Leo Messi

“Tanto en el futbol como en la relojería, el talento y la elegancia no sirven si no van de la mano con el rigor y la precisión.”

RSS

Una filosofía común de elegancia deportiva

En 1972, cuando Leo Messi aún no había nacido, Audemars Piguet presentó un reloj revolucionario diseñado por Gérald Genta. Su nombre: Royal Oak. Un reloj de acero, animado por un movimiento automático extra-plano… vendido a precio de oro. Así nació el primer reloj deportivo de lujo. Sus códigos estéticos (bisel octogonal, diámetro de 39 mm y brazalete de acero construido en reducción) revolucionaron todos los esquemas. Aunque han pasado cuarenta años, el tiempo no pasa para el Royal Oak, que sigue siendo un icono de la elegancia deportiva. Leo Messi descubrió Audemars Piguet en 2005. Para celebrar su primer título con la Liga, los directivos de su club español le regalaron un Royal Oak. La fascinación fue inmediata. El estrecho vínculo entre el futbolista argentino con un futuro prometedor y el reloj de diseño original estaba naciendo. Entonces, Leo Messi comenzó a coleccionar relojes Royal Oak y, en 2010, se convertiría naturalmente en embajador de la manufactura. 

Royal Oak

Leo Messi Limited Edition

Explorar
  • Royal Oak Leo Messi Limited Edition

    Royal Oak CRONÓGRAFO

    Edición limitada a 500 piezas.

    Ver detalles
    Reference 26325TS.OO.D005CR.01 Thumbnail

    Calibre 2385 de carga automática

    Calibre 2385 de carga automática, front
    Cara
    Calibre 2385 de carga automática, back
    Dorso
  • Royal Oak Leo Messi Limited Edition

    Royal Oak CRONÓGRAFO

    Edición limitada a 400 piezas

    Ver detalles
    Reference 26325OL.OO.D005CR.01 Thumbnail

    Calibre 2385 de carga automática

    Calibre 2385 de carga automática, front
    Cara
    Calibre 2385 de carga automática, back
    Dorso
  • Royal Oak Leo Messi Limited Edition

    Royal Oak CRONÓGRAFO

    Edición limitada a 100 piezas.

    Ver detalles
    Reference 26325PL.OO.D310CR.01 Thumbnail

    Calibre 2385 de carga automática

    Calibre 2385 de carga automática, front
    Cara
    Calibre 2385 de carga automática, back
    Dorso

Leo Messi y Audemars Piguet una historia de valores

Además de ser una leyenda viviente, el «guía» del equipo argentino del equipo argentino destaca por sus cualidades humanas. Leal, continúa luciendo los colores del club en el que jugó cuando tenía 14 años. Generoso, en 2007 creó una fundación en favor de niños en situación de riesgo, ofreciéndoles acceso a educación y salud. Altruista, es embajador de la Unicef. Fiel, mantiene un estrecho vínculo con su familia, que le ha brindado su apoyo durante toda su carrera. Leo Messi, deportista excepcional, es un amante de los relojes Audemars Piguet por su modernidad, su diseño y su calidad técnica a toda prueba, así como por la historia y los valores que transmiten. Embajador de la marca desde 2010, Messi comparte con la manufactura suiza una visión específica de la excelencia y la autenticidad. Por estas razones, decidió vincularse a una de las pocas marcas relojeras que aún hoy se mantiene en el patrimonio de las familias fundadoras.


Leo Messi y Royal Oak, una historia de valores

Pasión, precisión, rigor constituyen los valores que tienen en común Leo Messi y Audemars Piguet. Evidentemente, la colaboración entre el mejor futbolista del mundo y la Manufactura de Le Brassus tenía que ir más lejos… Fiel a la filosofía de la marca («To break the rules, you must first master them», para romper las reglas, hay que conocerlas), optó por «romper» los códigos emblemáticos del Royal Oak para lanzar la serie limitada a 1.000 piezas: tamaño ligeramente superior, brazalete de piel de aligátor y no de acero, esfera rediseñada sin el tradicional motivo «tapisserie», así como la utilización de un material poco común en relojería: el tantalio. 

Primera edición limitada del cronógrafo Royal Oak 41 mm

El Royal Oak Edición Limitada Leo Messi, producido en serie limitada de únicamente 1.000 piezas (de acero/tantalio, oro rosa/tantalio y platino/tantalio), es completamente diferente. Dotado de un diámetro de 41 mm, luce un aspecto generoso y moderno, alejado de toda ostentación. Asimismo, esta serie limitada se acompaña de un brazalete de piel de aligátor, y de uno más deportivo de caucho, en lugar del tradicional brazalete de acero. Por su parte, la esfera depurada y elegante del Royal Oak Leo Messi no retoma el motivo «tapisserie» tan característico de la línea Royal Oak. Se viste de color antracita y satinado vertical con índices de oro blanco en el modelo de acero e índices de oro rosa en el modelo de oro rosa; en la versión de platino, la esfera se cubre de azul profundo en el que destacan los índices de oro blanco. En los tres modelos, los tres contadores auxiliares del cronógrafo y el pequeño segundero están rodeados por una franja plateada y satinada.

Dotado de los ocho tornillos hexagonales característicos de oro blanco pulido, el bisel de los Royal Oak Edición Limitada Leo Messi, es de tantalio realzado por reflejos grises-azules, al igual que los pernos del brazalete. Los juegos de colores fueron determinantes para la elección del tantalio, un material que destaca porque ofrece una gran resistencia a la corrosión, por su gran densidad – es aproximadamente dos veces más pesado que el acero – y porque es particularmente difícil de trabajar y pulir.

El Royal Oak Leo Messi ha sido producido en serie limitada de 1.000 piezas: 500 de acero/tantalio, 400 de oro rosa/tantalio y 100 de platino/tantalio. Cada reloj se entrega en un estuche original en forma de caja de zapatos, lacada y decorada por dentro con una dedicatoria del futbolista.

El cronógrafo Royal Oak alberga el calibre mecánico de carga automática 2385 que propone las funciones de horas, minutos, pequeño segundero, fecha y cronógrafo. Con 304 componentes, el movimiento dispone de una reserva de marcha de 40 horas con una frecuencia de 21.600 alternancias/hora (3 Hz). La masa oscilante de un solo bloque está realizada en oro de 18 quilates.



Por qué me enamoré del Royal Oak?

“En el campo siempre tengo en mente el rigor y la belleza del gesto, la precisión y la audacia, el esfuerzo y la soltura. Creo que en el fútbol como en la relojería, el talento y la elegancia no sirven si no van de la mano con el rigor y la precisión.

Un Royal Oak es un reloj deportivo y un reloj de lujo a la vez. Tuve la fortuna de recibir mi primer Royal Oak de regalo en 2005. El reloj me sedujo inmediatamente con su diseño imponente y original. Poco a poco, comencé a coleccionarlos. Y fui conociendo los valores de Audemars Piguet: respeto de las tradiciones, búsqueda permanente de la calidad, sentido de la innovación y el diseño sofisticado de sus relojes.

También me enteré de que esta manufactura relojera era una de las pocas casas independientes de la industria, y que continúa perteneciendo al patrimonio de las familias fundadoras. Esta particularidad me llamó especialmente la atención, porque creo que, en un mundo dominado por grandes grupos, la independencia es sinónimo de valentía.

Y la elegancia sin valentía no tiene sentido. En el campo sucede lo mismo: usted puede driblar a todos los adversarios y realizar los gestos técnicos más impresionantes; si al final del partido su equipo pierde, todo ese derroche de energía habrá sido inútil. Me siento orgulloso de haber participado en la creación del Royal Oak Leo Messi y de que el reloj lleve mi nombre.”

Leo Messi