Audemars Piguet tiene una versión móvil de este sitio web.

Pasar a la versión móvil
Jules Audemars: los hijos educan a sus padres
3 de enero de 2011 Personalidades

“Los niños educan a sus padres”

Jasmine Audemars sigue de cerca el desarrollo de los proyectos medioambientales y educativos de la Fundación Audemars Piguet que ella preside. Retorno a los 18 años de compromiso.

RSS

Jasmine Audemars, en 1992 usted se convirtió en la Presidenta del Consejo de Administración de Audemars Piguet. ¿Resultaba natural que también tomara la presidencia de la Fundación?

Sucedí a mi padre, quien presidió los inicios de la Fundación. Esta fue su voluntad y estaba feliz de que yo tomara el relevo, y yo también deseaba continuar.


Desde su llegada la Fundación lanzó varias decenas de proyectos. ¿Algunos la marcaron más que otros?

Todos son muy apasionantes y simpáticos. Un proyecto particularmente interesante fue, por ejemplo, la financiación de toneles de roble suizos, con la escuela de agricultura de Changins.


Un proyecto muy local. ¿Por alguna razón en particular?

Lanzamos la construcción de toneles de madera de roble. Esto permitía iniciar una nueva forma de explotación para los bosques de roble suizos. ¡No existe un motivo para que las barricas suizas sean menos buenas que las francesas o que las americanas! Y esto nos ha permitido crear una cuba de vino blanco y de vino tinto de la Fundación…


Usted también ha participado en la organización del aspecto educativo de la Fundación. ¿Un eje que usted aprecia particularmente?

Sí, ocho años después de mi llegada decidimos incluir la educación de los niños hacia el medio ambiente. Esto permite seguir proyectos magníficos, en los que se puede asociar a los niños y a los árboles. Es muy gratificante, ellos entienden todo inmediatamente. ¡Hoy, los niños educan a sus padres!


Con su pasado de periodista, ¿no desea mediatizar un poco más los proyectos de la Fundación?

Permanecemos relativamente discretos. No es un instrumento de marketing, y por cierto tampoco podría serlo. La autoridad de control de las Fundaciones no lo autorizaría. Pero gracias a Daniel Saugy (Secretario general de la Fundación) hemos desarrollado una comunicación, particularmente dirigida al interior de la empresa.


Justamente, usted fue redactora jefe del Journal de Genève durante 12 años. ¿No extraña el periodismo?

¡No! Trabajé arduamente durante 23 años. Es el oficio más hermoso del mundo. Pero había llegado el momento de cambiar de vida y sentía deseos de restablecer los lazos que siempre había tenido con el mundo de la relojería. ¡Al fin y al cabo, no hay mucha diferencia entre la dirección de un periódico y de una empresa relojera! Para sacar adelante un diario se necesitan personas con talento, al igual que para hacer relojes…