La Fundación Audemars Piguet se dedica a recuperar el medio ambiente
8 de noviembre de 2010 Historias

La Fundación AP se toma el tiempo para reverdecer el planeta

Ayuda a la reforestación y a la educación medioambiental: la Fundación Audemars Piguet destina una parte del importe de la venta de sus relojes para volver a darle color al planeta.

RSS

Desde los bosques del jardín botánico de Nueva York hasta la reserva de la Tapada de Mafra en Portugal, sin olvidar las plantaciones de allanblakia en Ghana, la Fundación Audemars Piguet siembra buenas semillas. Creada en 1992 para conmemorar el aniversario del Royal Oak, la Fundación pone toda su energía al servicio de proyectos de reforestación. Y, desde hace 8 años, la educación medioambiental de los niños alrededor del mundo se ha convertido en un verdadero caballo de batalla.

Inicialmente, la mayoría de proyectos los proponía la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza), asegurando una excelente prueba de calidad. Hoy, las causas llueven sobre la oficina de Daniel Saugy, secretario general de la Fundación: “Recibimos dos o tres proyectos por semana. Eliminamos los que no entran en el marco de nuestra actividad. Luego, la Presidenta, Jasmine Audemars, da su primer concepto. Seguidamente sometemos los proyectos pre-seleccionados a consideración del experto de la UICN que forma parte del consejo de la fundación. Y los mejores se llevan al consejo”.

“Cada año ponemos en pie entre cuatro y cinco proyectos, con muy buenos resultados –continúa Daniel Saugy–. Para muchos de nuestros proyectos el hecho de que nuestra sede se encuentre en Suiza nos da mucha credibilidad. Incluso diez años después del desarrollo de una ayuda, continuamos recibiendo noticias con regularidad”.

Entre los recién llegados al programa de la fundación, podemos citar: la restauración de 500 hectáreas de bosque repartidos en 17 lugares de Escocia, la formación de eco-guardianes de la biodiversidad en Ecuador, la revitalización del manglar senegalés, así como la plantación de árboles y el apoyo a la educación hacia el medioambiente mediante la práctica en el distrito de Jaipur, en India.

¿Cuál es el presupuesto anual de la Fundación? Depende del resultado de las ventas de Audemars Piguet. “Se retiene una suma fija de la venta de cada reloj”, precisa Daniel Saugy. Y no nos dirá nada más. Al fin y al cabo, lo que más importa es que la Tierra vuelva a llenarse de color…