Un reloj esqueleto contemporáneo
12 de agosto de 2010 Innovaciones

Un movimiento esqueletizado contemporáneo bajo los proyectores

Régis Meylan imaginó recientemente un movimiento esqueletizado a contracorriente de los modelos clásicos. Su audacia fructificó: se registraron casi 500 pedidos, relanzando así un sector afectado por la crisis. Génesis del proyecto.

RSS

Presentado en el Salón de la Alta Relojería de Ginebra el pasado mes de enero, el nuevo reloj esqueletizado creado por Régis Meylan, responsable del taller de Especialidades Relojeras de Audemars Piguet, alcanzó un éxito extraordinario: se registraron más de 500 pedidos durante la presentación. “No nos esperábamos tanto. Esto demuestra que las versiones contemporáneas de los relojes esqueletizados Audemars Piguet tienen un hermoso futuro”, predice Régis Meylan.

El año pasado, este sector se vio fuertemente afectado por la crisis. “El movimiento esqueletizado siempre ha tenido altos y bajos. Sobre todo porque concierne a las piezas complicadas de excepción, como los calendarios perpetuos o las ecuaciones del tiempo”, explica Régis Meylan. Para redinamizarlo, el relojero que idea y produce la mayoría de prototipos de la marca, hizo prueba de audacia y creatividad. Su idea: realizar un esqueleto más moderno capaz de seducir a una nueva clientela. Para darle un aspecto puro, creó un corte simple y renunció a los grabados habituales. Apostó por un satinado de superficie, ángulos bien pulidos y una gama de colores que oscilan entre el gris y el antracita. “Este prototipo, que bautizamos como 3129, es muy distinto de los modelos clásicos. Sus líneas contemporáneas subliman la colección Royal Oak 15300 a la que está destinado”, expresa con satisfacción el maestro relojero y creador de esta pieza.

Desde entonces ha repatriado varios relojeros en el seno del taller de Especialidades para asegurar la producción de este magnífico movimiento. En los próximos meses, el equipo reunido terminará con una infinita delicadeza estos movimientos esqueletizados del nuevo milenio.